Seré sincero con ustedes, no es fácil compartir uno de mis lugares preferidos en Panamá, siento que me desprendo de un pedacito de mí. Este lugar especial se llama Los Mandarinos Boutique Hotel & Spa.

A mi familia y a mí nos encanta escapar del día a día y en uno de esos escapes nos encontramos con un hotel maravilloso, en un lugar igualmente especial como lo es el Valle de Antón – Provincia de Coclé, un lugar relativamente cerca de la Ciudad de Panamá, bueno realmente nada en Panamá está lejos, aproximadamente a dos horas y media en coche desde la ciudad capital.

Ciertamente los gustos y expectativas de cada persona son diferentes, para mi este hotel transmite tranquilidad y una relación especial con la naturaleza, con una vista de la India Dormida desde la azotea por un lado, y por el otro, una hermosa infraestructura con paredes de piedra y la comodidad necesaria para relajarse, descansar o bien pasar un momento especial en familia o en pareja.

Lo Mandarinos Boutique Hotel & Spa, no se encuentra sobre una de las vías principales del pueblo, por lo que lo recomiendo para aquellas personas que viajan en coche, ya que, si se desea salir del hotel para visitar el pueblo o uno de los diversos lugares para comer o conocer, la caminata del hotel a la vía principal podría tomarse unos 10 minutos aproximadamente, me han dicho que el servicio de taxi no es costoso.

A mi hija le encanta este hotel, con un vocabulario limitado por la edad la primera vez que fuimos, nos decía a su mamá y a mí que quería ir a la habitación con la piscina fría y caliente, y sí es ese su lugar favorito del hotel. El hotel cuenta con dos (2) piscinas una de agua fría, solo una vez entre en ella y no aguantaba el frío, y otra de agua caliente esta sin lugar a dudas es el alma del hotel, se puede uno estar todo el día y la noche en ella, el problema está al salir de ella y lidiar con el clima fresco o la brisa fría, aun así, vale la pena.

El hotel cuenta con dos restaurantes, O´Pedros es uno de ellos, es un Pub Bar Restaurante con un estilo irlandés, el menú no es realmente muy amplio, si no quieres ir lejos y quieres comer comida rápida te recomiendo el club sándwich o una hamburguesa acompañadas con papas. Los precios están algo elevados por el tipo de comida. Lo que si recomiendo de este lugar son las bebidas y cocteles que preparan ahí. El otro restaurante es el Triana, de estilo español, podremos encontrar diferentes tipos de tapas o comer una rica paella, lo que me gusta de este restaurante es el ambiente que se vive aquellas noches en la que tienen algún cantante o agrupación musical, el detalle es que a pesar de que el restaurante siempre está abierto, estas amenidades no siempre están disponibles.

Hablando de comida, el hotel incluye un rico desayuno estilo buffet, para nosotros los panameños que desayunamos bastante pesado en comparación a mis colegas de otros países, este desayuno es muy bueno. Si desayunas más ligero las opciones de frutas, cereales, yogurt, está presente. Las opciones son más limitadas para aquellos viajeros que desayunan pasteles y cosas dulces, eso en nuestra cultura no es nada común.

Mi hija siempre guarda unos cuantos pedazos de pan para compartirlos con los peces que se encuentran en un lindo estanque artificial a lado del restaurante, bueno no solo ella, siempre guardo mis propios pedazos de pan a escondidas.

 

Las habitaciones son bonitas, limpias y cómodas, para aquellos que le gusta la piscina, hay unas habitaciones que dan justo a la piscina de agua caliente, en cambio a mi esposa y yo preferimos las habitaciones que están cerca del lobby sección “D”, son muchos más amplias y siempre que vamos pedimos la misma habitación. Una vez nos cambiaron y a pesar de que la habitación cerca de la piscina era bonita y con una vista a la montaña, seguimos pidiendo la habitación de la primera vez que conocimos el lugar.

El hotel cuenta con un Spa con una amplia gama de servicios, los precios en relación al servicio son bastante aceptables y hemos tenido la ventaja que al ser huésped del hotel incluye un descuento en los servicios de Spa.

Por último y no menos importante el servicio y la atención es bastante bueno, en el caso de la recepción del hotel la atención ha sido excelente y no solo en el hotel, ya que nos hemos encontrado con el personal fuera del hotel y la calidez es muy buena. Igualmente, el personal que atiende en el restaurante tiene mucha disposición para atender y satisfacer las necesidades. En una ocasión el desayuno ya había cerrado y el restaurante había retirado los alimentos, mi hija había compartido sus panes con los peces, pero como todo niño quería más panes para seguir alimentándolos, ella al ir al restaurante a buscar más pan, regresa con las manos vacías y nos dice que ya no había más pan; en eso sale una de las camareras con casi medio molde de pan para que le siguiera echando pan y la sonrisa lleno una vez más el rostro de mi hija. Eso para mí no tiene precio.

Se me había olvidado un pequeño detalle importante para nosotros y es que a pesar de que el hotel es grande, las veces que nos hemos hospedado el ambiente siempre es tranquilo y reservado, nunca hemos visto una gran multitud de personas.

El hotel sumado a nuestra visita a diferentes lugares del Valle de Antón como el Níspero, la Piedra Pintada, el Mercado Público, el Serpentario, el Mariposario, la India Dormida, las Agua Termales y los diversos restaurantes del Valle de Antón. Hacen que nuestros escapes valgan la pena.

Sin lugar a dudas recomendamos a nuestros lectores visitar los Mandarinos Boutique Hotel & Spa, especialmente aquellos que quieran escaparse del día a día y del estrés de la ciudad, he tenido la oportunidad de visitar lugares dentro y fuera de Panamá y este lugar vale la pena conocer. En el caso de ir en familia no hay ningún problema mi hija es aún bastante pequeña y lo disfruta al máximo, el ambiente también se presta para un momento romántico.  

Gracias por su tiempo en leer este artículo y esperamos sus aportes y comentarios, si les gusto compártalo con sus amistades.

 Un abrazo, desde Panamá.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *